Simplemente


Hoy voy a escribirte sin necesidad de contarte nada.  Porque quiero y porque el blanco resalta mis ansias, así que te escribo. Haré un cuento de relatos cortos sin final feliz, e incluso sin final. Historias abiertas, de esas que dan de hablar, como cuando sales del cine y te maravilla el mundo inventado y el que inventas y te sonrojas al darte cuenta de que no tienes los súper-poderes que te hacen no ser tú... y decides volver al mundo real con una triste sonrisa, poco precisa pero bastante acertada, que te proteja frente a cualquier otro mal momento.

 Y escribo tan solo por puro placer, porque las ideas se me agolpan tras los ojos y los hacen latir con fuerza, y mis dedos van más rápido de lo que puedo controlar, es como si intentara liberarme, y es una idea que se enzarza con otra y un sinónimo que se enreda con su contra hasta que pierde todo sentido, hasta que deshago el hilo de mi conversación personal  y me paro a leer lo que ha salido de mí, y que por lo tanto es mío, y que por ende es yo. Y me sorprendo al darme cuenta de que me hallo un sentido dentro de mi propio caos, y que si algún día, en algún preciso momento, en un exacto segundo, mi mente decidió pensar lo que pensó es porque en ese preciso momento, en ese exacto segundo yo fui yo y nada más que  yo. Y me compongo de pequeños momentos, soy mis exactos segundos y mucho tiempo perdido, pero me encuentro cuando me descubro sola y no me pienso y me dejo llevar, no cuando me busco.

Y pierdo la fuerza, se acaba el río de ideas, la púrpura de mis conexiones, se acaba la poca originalidad que pueda existir en mí, se acaba, y yo me siento agotada, porque me he esforzado en aislarme del ruido de la calle, del ruido de mi cuerpo, y no pienso, sólo leo lo que pienso. Y me agota, me canso tanto, me desespera tanto esta corriente de nerviosismo escrito que hasta que no lo vomito no me puedo dormir. Me recuesto sobre el respaldo del sofá, cierro los ojos, y pienso en lo bien que me sienta manchar con mis  letras tu  fondo blanco. Y así duermo. Simplemente vivo.

0 comentarios:

Publicar un comentario

I know that spitting is a bad habit, but i can't help the taste...

I know that spitting is a bad habit, but i can't help the taste...

Que yo soy de leer cosas raras, y de escribir cosas aun peores...


I've got that tune

Loading...

Tú dices... yo imagino

Seguidores